• Blog
  • ¡¿10 años de aventuras por el mundo?!

    En ese mismo instante me di cuenta de qué era lo que me pasaba. Estaba llegando a un punto de inflexión en mi vida y yo, sin escuchar a mis adentros, evitaba tener una conversación a fondo con mis agallas. Se había cumplido una década desde que mis pies empezaron a andar por intuición, solos y medio tambaleándose. Empecé pisando con miedo e inseguridad pero con la certeza de que lo que estaba haciendo era lo que más me movía por dentro.

    Se habían cumplido diez años desde que me empujaron a seguir mis sueños, desde que conocí a gente de otros países yo sola por primera vez, desde que probé patatas todos los santos días de mi estancia y desde que me enfrenté a mis mayores miedos.






  • Blog
  • Saltar sea como sea

    Saltar sea como sea, eso es lo que tengo que hacer. Es lo que quiero hacer. Me sale, me nace, lo llevo bien dentro. Y simplemente tiene que salir. Expandirse, crecer, evolucionar; como esa espiral que llevo tatuada para recordármelo todos los días.

    Recuerdo aquella vez que estaba en el Valle del Jerte haciendo barranquismo y me dio miedo saltar en una cascada. Recuerdo aquella vez que estuve en Canaima, uno de los lugares más bellos y puros en los que he estado y me dio miedo saltar al agua. Miedo a saltar, miedo a saltar.






  • América
  • Alrededor de Medellín: la tierra de los paisas

    Si bien Medellín merece que recorras sus calles y te empapes de su vida cultural durante unos días, sus alrededores no se quedan atrás. A lo largo y ancho de Colombia, los habitantes de estas tierras; conocidos como paisas, tienen la fama de ser los más amables y serviciales del país. Sinceramente, a mí me parece que es así en toda Colombia pero sí es verdad que en los pueblitos de alrededor de Medellín, la vida va a otro ritmo.