Palomino, ahí donde se unen el mar el y río

Costa de Colombia

Palomino, qué bello nombre. Me recuerda a días de baño, del río al mar. Del mar al río. Y repetimos.

Unos días de relax antes de entrar al Parque Tayrona, que aseguran es uno de los mejores lugares de Colombia. Sin embargo, no me di cuenta hasta que me fui de Palomino de que ya estaba en ese lugar, no necesitaba irme a ningún otro sitio del mundo.

Palmeras, mar y buen ambiente. Un río que te baña y te quita lo salado del mar. Un mar que te vuelve a llenar de sal. Encontrar el equilibrio en ese instante, en ese preciso instante. Desembocaduras, corrientes, cauces.






Mi querida Venezuela: viajar a un país que sufre

Seguridad para viajar a Venezuela

He tenido la oportunidad de viajar a Venezuela dos veces; una en el 2011 y la última en 2016. Mis lazos con el país sudamericano son muy fuertes y tengo mucha gente querida que es de allí o que sigue viviendo en Venezuela. Sin duda es uno de los países que más huella han dejado en mí. Tanto es así que mucha gente me dice que tengo acento de Latinoamérica, me pregunto por qué…






¡¿10 años de aventuras por el mundo?!

En ese mismo instante me di cuenta de qué era lo que me pasaba. Estaba llegando a un punto de inflexión en mi vida y yo, sin escuchar a mis adentros, evitaba tener una conversación a fondo con mis agallas. Se había cumplido una década desde que mis pies empezaron a andar por intuición, solos y medio tambaleándose. Empecé pisando con miedo e inseguridad pero con la certeza de que lo que estaba haciendo era lo que más me movía por dentro.

Se habían cumplido diez años desde que me empujaron a seguir mis sueños, desde que conocí a gente de otros países yo sola por primera vez, desde que probé patatas todos los santos días de mi estancia y desde que me enfrenté a mis mayores miedos.






Alrededor de Medellín: la tierra de los paisas

Si bien Medellín merece que recorras sus calles y te empapes de su vida cultural durante unos días, sus alrededores no se quedan atrás. A lo largo y ancho de Colombia, los habitantes de estas tierras; conocidos como paisas, tienen la fama de ser los más amables y serviciales del país. Sinceramente, a mí me parece que es así en toda Colombia pero sí es verdad que en los pueblitos de alrededor de Medellín, la vida va a otro ritmo.