Conceptos erróneos sobre el budismo

Desde el momento en el que decidí irme a un templo budista en Filipinas a estudiar esta forma de vida (el budismo como tal no se considera una religión), me vi sumida en un bombardeo de preguntas y caras extrañas. No solo eso sino que hoy en día algunos siguen sin entender por qué me fui y qué hice allí. Pues bueno, voy a intentar responderos a todas las preguntas que me plantearon (y que me siguen preguntando). Quizás alguna se me quede por el camino.

En tren de Da Nang a Hanoi

Sigo en Vietnam y después de pasar unos días en Đà Nẵng, cojo un tren con destino a Hanoi (Hà Nội). Hay algo sobre los trenes que me encanta, ya lo descubrí aquel verano de 2012 cuando decidí explorar República Checa y Polonia de punta a punta.

No solo eso sino que hay algo sobre los trenes destartalados o no tan modernos en específico que me relaja, me tranquiliza. Asomarme por la ventana es reflejarme en otro mundo, observar la vida pasar de una forma más sosegada.

Recorriendo Da Nang

Tras pasar unos veinte días en Tailandia, conociendo a fondo la cultura del país de la mano de una familia, voy rumbo a Da Nang, una ciudad en auge donde descubro paisajes verdes y playas semi vírgenes.

No llega ni al millón de habitantes y después de la ruidosa Bangkok es un respiro estar aquí. El cambio entre Tailandia y Vietnam es ligero y sutil pero aun así se siente.

Mitología filipina

La mitología filipina entremezcla la magia y la superstición de una forma extraordinaria para crear un espectro en el que todo puede suceder. Me sorprendió para bien lo muy extendidos que están las fábulas, historias o cuentos sobre espíritus y criaturas fantásticas. Es un tema que para nada es tabú y que la mayoría de la gente sigue creyendo. Es algo cultural que quizás esté intrínsecamente ligado con la sonrisa filipina, esa inocencia plasmada en sus caras de ilusión.

Mercado nocturno Raohe

El mercado nocturno Raohe, ese lugar tan interesante donde puedes encontrar literalmente de todo, desde fundas de portátiles a ropa de última moda. Con razón es uno de los mercados más visitados de la ciudad. Siendo el más antiguo de Taipéi, este mercado ocupa un gran espacio lleno de cientos de puestos que están abiertos de 17 a 24 h. Es el paraíso para los amantes de la comida y para los adictos a las compras o a los juegos.

El misterio chino

Suelo o por lo menos intento no dejarme llevar por los estereotipos que la sociedad crea sobre otras culturas, países o incluso ciudades de España. Que si los catalanes son unos agarraos, que si los vascos son muy secos, que si no te puedes fiar de los andaluces, que si los madrileños somos unos chulos… Yo prefiero ir a los sitios, descubrir su esencia y desbancar esos estereotipos.

Navidades de 2013 en India

Las Navidades son la época en la que hacemos un repaso a lo que ha sucedido a lo largo del año; a los planes, trabajos, nacimientos, muertes, sorpresas, enfermedades, sueños, esperanzas…

Afortunadamente en mi caso, no solo observo a lo que ha pasado este año sino al conjunto de meses que compusieron mi viaje alrededor de Asia. Porque este viaje desajustó la distribución mental de los meses, desordenó lo que para mí debería ser primavera, verano o invierno. Aunque al final, nada de eso importaba.

Ir o no ir, esa es la cuestión

Esta es la historia de cuando fui a Sabang, tierra de mar infinito, cascadas y aventuras inesperadas. En realidad no sabía si ir o no porque ya me advirtieron que era un sitio muy turístico obviamente porque allí se encuentra el lago subterráneo más largo del mundo. Suele suceder cuando viajo que mis ganas de evitar el gentío turístico y las de estar en un sitio inigualable entran en conflicto.

La señora de los cocos

Imelda es una señora que lleva toda la vida vendiendo cocos para mantener a su familia. Te sientas a su lado y ella te va cortando un coco, especialmente elegido para ti, y te lo entrega con una pajita. Mientras tanto puedes observar el entorno, hay niños corriendo tras las gallinas, chicos jugando a las cartas y escuchando música, gente vendiendo en el mercado de al lado…

No habla mucho inglés pero estar junto a ella aporta una calma, un sosiego que no sabría cómo explicar. Imelda es una señora que lleva toda la vida vendiendo cocos para mantener a su familia.

¡Ups, me quedé atrapada en Tailandia!

Era enero de 2014, estaba en Tailandia, en plena protesta obrera. El pueblo se sublevaba contra los mandatos de una dictadura que amenazaba con volver, con oprimir.

Y allí estaba yo, danzando entre la espesura de aquella ciudad, entre la complejidad de una nueva realidad que me asustaba y a la vez me inspiraba.