Tatuaje de la mano de Whang Od, la tatuadora Kalinga de Filipinas

Tatuaje tribal Kalinga en Filipinas

Llegué a Buscalan, la aldea de Whang Od

Después de un largo viaje de Manila a Tabuk, otro de Tabuk a Tinglayan y una larga caminata a la aldea de Buscalan, llegué a Buscalan para hacerme mi primer tatuaje tribal.

No era un tatuaje cualquiera sino un tatuaje tribal de Whang Od, la tatuadora Kalinga de Filipinas. Hasta hace no mucho, Whang Od era la última tatuadora de la tribu Kalinga pero ahora su sobrina ha heredado el arte milenario de hacer tatuajes tribales.

Mi primer tatuaje tribal en Filipinas

Whang Od está durmiendo la siesta un rato, ¿quieres un poco de café más mientras se despierta?

—Vale. ¡Cómo decir que no a un café así!

Lo saboreo con gusto y pienso que en pocos sitios me puede saber mejor que ahí, rodeada de montañas y gente auténtica. Alrededor de mí hay cerdos, niños medio desnudos corriendo de un lado a otro y tranquilidad, la tranquilidad de vivir en el ahora.

Cómo hacerse un tatuaje tribal con Whang Od

Escribo en mi cuaderno, ha sido un día tan largo que me cuesta recordar lo que hecho por la mañana. Mis más de veinte horas de viaje han merecido la pena. Aquí estoy y sí, voy a hacerlo.

Whang Od se despierta tranquila, serena, con la sabiduría y aplomo de alguien que ha visto mucho en la vida. Sale del pequeño saloncito de donde duerme y me sonríe. No habla inglés pero esa mirada me lo dice todo.

Tatuaje tribal de Whang Od en Filipinas

No me puedo creer que la tenga enfrente. Me dijeron que tenía 94 años pero a mí no lo parece para nada ¿Cuál será su secreto?

Lleva un pañuelo en la cabeza y su cuerpo está lleno de tatuajes por todas partes. Se sienta en el suelo y empieza a jugar con los niños. Para sentir su ternura no hace falta hablar ningún idioma. Whang Od es la última tatuadora de la tribu kalinga y eso la ha hecho famosa en el mundo entero.

SAM_1374

Me alegro de que no haya muchos turistas. Creo que es por el tiempo que se tarda en llegar hasta aquí.

Para los kalinga los tatuajes simbolizan la belleza en las mujeres y valentía en los hombres (solo los guerreros podían hacérselos) desde hace unos mil años.

Me acuerdo cuando me hablaron por primera vez de ella allá por septiembre de 2013, en el templo de Manila. Cuando escuché su historia ya sabía que acabaría yendo al final de mi viaje. Lo tenía claro.

Entonces, ¿estás lista?

Sí, creo que sí. Pero, ¿debería hacérmelo aquí o donde? Es que aquí se ve mucho… le digo al chico como dejando en sus manos una decisión tan importante y a la vez esperando que su sabia respuesta fuera la indicada.

Me llevan a otro sitio donde tienen las herramientas preparadas. Dos banquetas, un coco que sirve de recipiente para la tinta y una aguja y,¡menuda aguja!

Venga, ya no hay vuelta atrás…

Mientras el sobrino le explica a Whang Od el dibujo que quiero yo digo madre mía, ¡lo voy a hacer de verdad!

wang od tattoo

El diseño lo he elegido yo porque la espiral es un símbolo que significa mucho para mí y con este viaje de Asia ha cobrado incluso más sentido. Se puede elegir cualquiera de los diseños tribales que tiene en un cuaderno pero yo tenía claro lo que quería.

Lo tuve claro desde el día en el que descubrí que usaba ese símbolo cada vez que escribía o cuando dibujaba de vez en cuando. También me di cuenta de que tenía muchos accesorios con ese símbolo, colgantes, camisetas, mochilas…

Me siento en la banqueta y extiendo mi brazo. Prefiero no mirar. Y pensar que cuando me sacan sangre me da grima…

Vuelvo a mirar el clavo que sirve de aguja, tiene unos cuatro centímetros y está hecho con una espina de una planta que a su vez está unida a un palo de bambú. También se ayuda con una ramita de calamansí, algo parecido a la lima que crece en Filipinas (y que por cierto usan en muchas comidas y para aderezar sopas).

tattoo naroto

Empieza a golpear el palo. Cierro los ojos. Madre mía, esto sí que duele. Es un dolor que te penetra el ser, como cuando te pellizcan por mucho tiempo. Lo peor es que no se acaba cuando dejan de pellizcar porque siguen y siguen.

Me atrevo a mirar, mejor no pienses nada sobre donde ha estado esa aguja. Mamá, deja de hablarme… ya sé que esto no es muy higiénico pero sal de mi cabeza, no hay vuelta atrás.

SAM_1383

Acabamos. Uf, ya ha pasado. Menos mal que es pequeñito el tatuaje…

Whang Od se va a descansar y viene su sobrina, la única que ha heredado el arte del tatuaje en la aldea. Tiene unos 26 años y estudia en la universidad pero mientras tanto ayuda a su tía y algún día será ella la única que haga tatuajes en Buscalan. Por lo menos la tradición seguirá viva.

Se sienta y me dice bueno ahora tenemos que repasarlo. Repa ¿quéeee? ¡Me duele muchísimo! ¿Otra vez? ¿seguro que hace falta?

SAM_1390

Y al suplicio otra vez…

Está hinchado y yo canto e intento convencerme de que todo va a ir bien, de que el dolor pasará.

Me levanto victoriosa, como una guerrera. Y ahora ¿qué? Siento que no puedo hacer nada con el brazo izquierdo. No me atrevo a tocar nada.

Visitando Buscalan

De vuelta me encuentro con dos chicos, un francés y un alemán que están de viaje por la zona y vienen a hacerse un tatuaje también.

Nos vamos juntos a ver los campos de arroz. No hay palabras, os dejo las imágenes, hablan por sí solas. Ese momento me pareció tan valioso y precioso que no paré ni un segundo de hacer fotos.

campos de arroz
Señora llevando la planta del arroz.

arroz filipinas

SAM_1439

SAM_1442

SAM_1449

                                                SAM_1433

El arroz se planta hierbecita por hierbecita, una por una. Yo, sinceramente, no sabía que tenía tanto trabajo. Una vez se coloca una por una en el barro hay que esperar unos meses hasta que salga el arroz.

SAM_1421

Me invitan a cenar arroz y pescadito. Hora de dormir. Ha sido un día muy largo. Me dejan dormir donde duermen casi todos los huéspedes, en la primera planta de la cabaña.

tattoo naroto
Mi tatuaje recién hecho

¿Qué os parece mi tatuaje? ¿Qué os inspira? ¿Con quién/qué lo relacionarías?

La semana que viene os contaré el porqué de este símbolo, su historia, mi historia.

Primero me gustaría saber qué os parece a vosotros.

¡Que tengáis una buena semana!

Whang Od, la última tatuadora Kalinga

*Si todavía no has leído el principio de esta historia todavía estás a tiempo:

1) De camino al tatuaje tribal

2) ¿Hemos llegado ya?

3) Creo que es por aquí

16 comentarios

  1. creo que el dia que te compre en el rastro, tendria que haberlo pensado mejor. (jejeje)

    1. Creo que el día que usted me compró en el rastro tendría que haber mirado la letra pequeña donde ponía: *Cuidado, seré una futura viajera empedernida 🙂

  2. Dindrah Garcia dice:

    Demasiado espectacular Alba, tu experiencia y la manera tan natural con la que redactas, hace interesante descubrir nuevos horizontes llenos de vida.

    Felicidades y éxitos desde Maracaibo – Venezuela

    1. ¡Muchas gracias por tus bellas palabras, Dindrah! ¡Un besazo desde Madrid!

  3. Interesante símbolo, el de tu tatuaje, espero que nos cuentes mas. Hay que tener una pasta especial para dejarse. Pobre tu madre….Un beso para las dos.

    1. ¡Gracias! Sí, mañana contaré más sobre el tatuaje =) mi madre ya está ‘curá’ de espanto jeje ¡un beso!

  4. La piel de gallina! Pero que valiente eres! Ufff que subidón verlo terminado y ahora mirarlo todos los dias y recordar estos momentos! Que viaje más bonito! Que experiencia! No me extraña que escribieras un libro… Uf! Enhorabuena! Que cantidad de cosas que transmites! Un abrazo!

    1. La verdad es que fue una experiencia que quedará conmigo para siempre, no solo en los recuerdos, en mi piel también =) ¡Gracias por tus palabras, Irene!

  5. Yo soy de Chile, y tambien me hice un tatuaje ahi, cada palabra que te leo es como revivir el hermoso viaje…. Y el dolor es imposible describirlo con palabras jajaja. Yo fui en mayo de 2016 y aun whang od tatua todos los dias a quien llega a tan lindo lugar. Saludos

    1. ¡Hola, Cristian!

      Qué bien que pudiste tatuarte el arte milenario de los Kalinga, es algo hermoso. ¡Lo tienes muy reciente además!Es verdad que ese dolor es muy difícil de explicar… pero, ¡valió la pena!

      Un saludo desde el otro lado del charco.

  6. Elena andres dice:

    Me encanta,me inspira y como amante de los tatuajes me da una envidia sana terrible!

    1. ¡Hola, Elena!

      Gracias por pasarte por mi blog. Ya sabes entonces, a Filipinas a buscar a Whang Od, ¡que ya tiene sus 100 años! Fue una experiencia increíble, avísame si vas =)

      Un saludo.

  7. marcos hidalgo casado dice:

    Yo más que el tatuaje fuera por el paisaje esta hermoso y conocerla a ella su cultura ella tiene que tener mas de 10000000 me experiencia e historias que wao excelente

    1. La verdad es que es un sitio ideal para conocer a una aldea más aislada de las grandes ciudades, sus arrozales y montañas son preciosos y la gente amable. Whang Od es muy sabia, aunque no pude hablar con ella porque no sabe inglés, se le nota en la mirada.

      ¡Un saludo, Marcos!

  8. Hola Amiga¡¡ Me gusta mucho y amí tambien me gustan las espirales…. El porque de mi gusto por las espirales viene de que mi madre era maestra y me decia que dibujar espirales era una tecnica que utilizaba con los niños para que se concentrasen y para hacer mas fluida la escritura… Y desde pequeña que las dibujo, y hacerlo da una sensacion de calma y tranquilidad y de infinito.

    1. ¡Hola, Noelia!

      Gracias por tu comentario. Me alegra que te guste el tatuaje y que compartamos ese gusto por las espirales =) Tu madre y yo compartimos la misma afición, entonces. Me concentra hacer espirales y me hace desconectar, en parte.

      ¡Un saludo!

Los comentarios están cerrados.