Lo que se esconde tras mi tatuaje

Un camino de vida hacia el tatuaje

Allá por septiembre de 2013, tomando notas en una de las clases de budismo en Filipinas me sorprendí a mí misma pintando espirales, una detrás de otra. Por aquí, por allí. Espirales para separar ideas, para marcar puntos… y caí en la cuenta de que a lo largo de los últimos años había hecho uso de aquel símbolo muchas veces. Quizás era hora de llevarlo en mi piel en forma de tatuaje para siempre.

Notebook

Me aportaba tranquilidad y seguridad a la vez que despertaba mi creatividad.

enseñanzas budistas

Unos días después hablando con mis compañeras sobre qué lugares visitar en Filipinas me hablaron de un sitio alejado en las montañas donde una señora de una tribu llevaba haciendo tatuajes toda su vida.

Ahí es cuando relacioné ambas ideas y me dije: tengo que ir ahí al final de mi viaje, será una forma perfecta de terminar la experiencia, de cerrar el ciclo. Según iban pasando los meses e iba cambiando de ambiente, de país y de costumbres me iba concienciando más sobre el hecho de que me lo acabaría haciendo.

espiral
Tentativas de tatuaje. ¿Más pequeño, más grande, más sencillo, menos? ¡Ay, no sé!

¿Por qué una espiral para el tatuaje?

Es simple: si algo aprendí con certeza en mis andanzas por el continente asiático es que lo sencillo suele funcionar siempre. Lo simple es lo que acaba siendo lo más lógico y sensato, sin añadiduras ni complicaciones, tal y como es.

Es conocido: tiene varias interpretaciones, tal y como lo es la visión de este mundo, simple en su complejidad. Y eso es lo que más me gusta, aprender sobre las distintas opiniones y puntos de vista.

La impermanencia y el budismo en mi tattoo

1) Impermanencia: según el budismo la impermanencia es una ley universal, todo lo que conocemos está destinado a cambiar por naturaleza. Si lo trasladamos a un plano no religioso, ¿no sigue siendo una ley universal?, ¿acaso no es verdad que todo lo que nos rodea va a cambiar?

Budismo viajar a Filipinas

BuddhismNada es constante, todo lo que existe en este mundo está sujeto a cambios, al igual que una espiral. Nada es permanente, todo cambia siguiendo un ciclo constante. Negarse a aceptar el cambio es resistirse al ciclo natural de la vida, ir en contra de la naturaleza.

Spiral tattoo - tatuaje tribal en Filipinas

Nos empeñamos tanto en querer estar en otro sitio, en otro momento, que olvidamos la magia del presente. Y el presente es lo único con lo que contamos. Siempre va a existir un ahora en el que vivamos mientras que el mañana y el pasado se mantienen en el limbo inalcanzable de la felicidad. Por tanto, intentar estar en otro lugar y otras circunstancias es escapar de la realidad que te brinda el ahora.

Es algo simple y a la vez lógico pero llevarlo a la práctica es lo que más cuesta. Es algo que yo ya sabía pero no ponía en práctica y aún me cuesta a veces. Es un tema que conocí más a fondo de la mano del budismo. Buda estableció un medio para aceptar el constante cambio de lo que nos rodea y ese es el Camino Medio (en sánscrito: madhyamā-pratipad) que es en resumidas cuentas el camino de la moderación.

Esto no significa que uno deba ser inmune o insensible con lo que pasa a su alrededor sino que los extremos nunca son buenos. Los extremos nos llevan a perder el contacto con la realidad y a crear más deseos y actos egoístas.

La moderación, sin embargo, supone la puesta en práctica de la sabiduría y el cultivo de la mente sin que debamos reprimirnos. Implica la búsqueda del equilibrio.

cursos de meditación en Filipinas
Meditando en Filipinas, cerca de Tagaytay.

2) Lo que más me gusta de mi tatuaje es que tiene diversas interpretaciones. La gente me dice qué les inspira y recuerda y así puedo ver distintos puntos de vista sobre un mismo símbolo.

Giovanni, un amigo italiano-alemán me dijo: “¡ese es el símbolo de la creatividad!” Y yo contesté “¡ah, pues no lo sabía! Yo lo relacionaba más con un estado depresivo de la mente que va en círculos pero al final y si uno lucha y lo quiere de verdad, sale de ello.”

“Pero, ¿acaso la creatividad no es una vía para salir de la depresión?” me contestó ¡Cuánta razón!

Otra amiga, Kimi, friqui del manga me dijo que eso era un naruto, un símbolo usado en unos dibujos de un ninja con ese mismo nombre.

¿A ti qué te inspira?

3) Mi símbolo también es de herencia celta que además tiene una gran carga sentimental para mí porque mi padre es un amante de la cultura celta y me contó desde pequeña acerca de este maravilloso mundo y de sus símbolos.

En el caso de la espiral podemos intuir varios significados:

En términos espirituales, puede representar el camino que nos lleva de la consciencia externa (el materialismo, el ego, la percepción) al alma (iluminación, esencia, nirvana). Los movimientos entre el mundo interno, que es a su vez intuitivo e ininteligible, y el mundo externo (lo material, lo manifiesto) están conectados por círculos en forma de espiral marcando así la evolución de la humanidad tanto a nivel individual como colectivo.

En relación con los temas de la reencarnación y el desarrollo, la espiral puede representar la consciencia de la naturaleza que comienza en el centro y se expande hacia afuera.

Si observamos nuestro alrededor con detalle podremos conocer de cerca el significado más profundo de la espiral en la naturaleza, el papel que juega. Fósiles, galaxias, tornados… ¡La espiral está más presente en nuestras vidas de lo que creemos!

Te invito a que contemples la naturaleza y busques tus propias espirales en lo que te rodea y el significado que tienen para ti. Te invito además a que pruebes a hacer el siguiente ejercicio. Te servirá como método de reflexión y auto conocimiento.

¿Sabes lo que son los mandalas? Son representaciones espirituales que sirven como ritual y que se han utilizado durante siglos por budistas e hinduistas. Los conocí gracias a Francesca, una compañera del curso de budismo y la verdad es que me fascinó su poder.

Pinta varios círculos a modo de espiral y escribe de dentro a fuera cómo te definirías, en este preciso instante. Lo primero que se te venga a la cabeza, no hay ideas erróneas ni correctas simplemente deja que fluya lo que sientes. Escribe, una palabra detrás de otra, sin pensar en lo que digan, sin miedo a ser juzgado.

Idealmente escribiremos pensamientos positivos llenos de colores por todas partes para crear una obra llena de creatividad y optimismo. Déjate atrapar por la grandeza de la creación. Crea, escribe. Enlaza ideas, sigue escribiendo hasta que se acabe la espiral.

¿Cuál es el resultado? ¿Te gusta?, ¿qué te inspira?

Mandala

Ponlo en un sitio donde lo tengas a la vista y recuérdate cada día quién eres o quién quieres llegar a ser. Eso es lo que yo hago y me funciona. ¡Nunca pierdas de vista quién eres!

Todo eso crea una energía positiva, al igual que la espiral.

4) Todo empieza por algún sitio. Un primer paso puede llevarte a un mundo nuevo lleno de posibilidades. Aunque el camino sea largo y en círculos siempre hay una salida, una solución.

Y por eso elegí la muñeca para hacerme el tatuaje. Me sirve de recordatorio todos los días. Un recordatorio de que todo puede cambiar de un momento a otro y no por eso debería sentir angustia o resignación.

La muñeca es el lugar ideal para recordarme que existe una ley universal que nunca cambiará pues lo único permanente es la propia impermanencia.

¡Baila al ritmo de la vida, muévete con ella!

“La mente humana siempre progresa pero es un progreso en espiral.” Madame de Staël

Si quieres leer más sobre esta experiencia, empieza por aquí:

De camino al tatuaje tribal