Qué hacer en Ponta Delgada, la capital presumida de Azores

Tradiciones en Ponta Delgada, Azores

Ponta Delgada

Ponta Delgada se presenta portuguesa, con sus calles adoquinadas en su mayoría con piedra volcánica, sus iglesias de estilo manuelino y su nostalgia particular. Pero hay algo más, algo que la diferencia de sus hermanas Lisboa, Oporto o Sintra; y ése es su carácter medio latino que muestra vanidosa por sus calles.

Es esa personalidad fuerte que se resume en fruta tropical, café y té, en pasteles de nata con sabor a maracuyá y en fiestas patronales vestidas de colores llamativos. Así es ella, una mezcla balanceada entre dos mundos, la capital de una isla que sigue apostando por sus tradiciones y costumbres a la vez que mira al futuro.

Qué ver y tradiciones de Ponta Delgada

Cómo moverse por Ponta Delgada

Lo bueno que tiene la capital de la isla de Sao Miguel, es que se puede ir andando a todas partes. De hecho si vas a pie por la costa, a la salida de Ponta Delgada siguiendo el paseo marítimo, se puede llegar a San Roque y a otros pueblos vecinos. A mí personalmente me encantó andar por sus calles, escuchar su música, ver a la gente salir a tomar el fresco al muelle y a no perdonar el ritual del heladito diario.

Las hortensias endémicas se encargan de decorar las carreteras y los rincones de la ciudad con cariño y nostalgia, esa nostalgia tan característica de Portugal. Dicen que en algunas partes de la isla están plantadas de forma estratégica pero yo prefiero no creerlo y sigo mi camino, ignorante pero feliz.

Qué hacer en Ponta Delgada

Paseo marítimo de Ponta Delgada

Centro histórico Ponta Delgada

El paseo marítimo es un lugar tranquilo, donde cualquier día se puede convertir en un domingo de paseo con las montañas de testigo a lo lejos. Si te vas a mover en transporte público por la isla de Sao Miguel, te conocerás esta parte de la ciudad de cabo a rabo porque desde aquí salen todos los autobuses para moverte por la isla.

Aquí es donde se encuentra el casco histórico de Ponta Delgada; con el fuerte de São Brás, las Portas da Cidade, las puertas originales de acceso a la ciudad y la iglesia de San Sebastián.

Puerto marítimo de Ponta Delgada

Más adelante, en el puerto, salen las excursiones de avistamiento de ballenas y delfines. Además, es donde se concentra el movimiento turístico y se desarrolla la vida lugareña, testigo de fiestas tradicionales como las Festas do Divino Espiritu Santo que pudimos disfrutar en julio.

Forte de São Brás

Construido en su tiempo para proteger los encantos de la isla de manos codiciosas, el fuerte de São Brás permanece intacto ante el paso del tiempo para el disfrute de lugareños y turistas, convertido ahora en el Museo Militar de las Azores.

Forte Sao Bras Ponta Delgada

Fortaleza Sao Bras Ponta Delgada

El mercado da Graça

En el mercado podrás comprar comida, artesanía y hasta semillas de flores típicas de la isla. O Rei dos Queisos justo antes de entrar al mercado, es la tienda idónea para probar los distintos tipos de quesos de todas las islas para acabar decidiendo cuál (o cuales, unos siete en mi caso, ejem) te llevas en la mochila.

Ñame, piña, chirimoya y patata dulce bailan por igual al son del día a día en este mercado donde acuden lugareños y turistas a partes desiguales.

Por cierto, me encantó la zumería que hay al fondo del mercado, con zumos recién hechos de fruta natural de la isla; como el de piña, naranja o maracuyá o el de todo a la vez.

 Arte urbano en Ponta Delgada

El arte urbano en Ponta Delgada a veces es discreto, cuesta encontrarlo y otras veces no duda en sacar su artillería pesada.

 isla Sao Miguel, Ponta Delgada

Arte urbano en Portugal

actividades Ponta Delgada

Praça do Municipio, el ayuntamiento de Ponta Delgada

Tuvimos la suerte de visitar Ponta Delgada en fiestas, las fiestas del Espíritu Santo. Para la ocasión decoran el ayuntamiento y los alrededores con flores y helechos.

Plaza Municipio Ponta Delgada

En esas fechas (del 7 al 9 de julio) una de las salas del ayuntamiento se decora con las coronas de los distintos municipios de la isla, de gran orgullo para los azoreños, y una manta tipo rey de la Edad Media que lleva el padrino de las fiestas.

Viaje a Ponta Delgada, fiestas en Azores

Una señora de la isla que emigró a Estados Unidos en los 50, y que había vuelto de vacaciones a las Azores, nos contó muy amablemente el porqué de tal celebración. La conversación acabó derivando en una amena charla sobre las tradiciones y la cultura azoreña y la emigración masiva de azorianos a Estados Unidos en 1952.

Esta anécdota me lleva a conectar este lugar con la historia de la isla, que sufrió una fuerte emigración en esa época, debido a la escasez, las condiciones naturales extremas de las islas y la búsqueda de mejores condiciones. De hecho la emigración ha marcado la historia de la isla desde sus comienzos y sigue viva en la actualidad.

Se calcula que un millón de estadounidenses son oriundos o descendientes de Azores. Como símbolo, una estatua nos recuerda en una de las plazas, que la emigración desde las Islas Azores no fue nada fácil, como en la gran mayoría de los casos.

Emigrants monument in Ponta Delgada

Portas do Mar: la piscina natural de Ponta Delgada

Por último, ¿qué tal un bañito sin moverse de Ponta Delgada? Justo detrás del puerto, en frente de As Portas do Mar se encuentra un lugar de baño público gratuito en el que encontrarás a los lugareños tomar el sol y bañarse en el agua gélida de el Atlántico.

Portas do Mar cuenta también con una piscina con entrada de pago que solo se abre en verano, un parque infantil y hasta jardines. Es el lugar en el que además, llegan los cruceros a la isla de Sao Miguel.

Qué ver en los alrededores de Ponta Delgada

En realidad Ponta Delgada se conoce en dos paseos pero sirve de base para hacer excursiones de un día por toda la isla de Sao Miguel.

  • Te dejo una mini guía para conocer la isla de Sao Miguel a tu ritmo con consejos para moverte en transporte público y saber con lo que te vas a encontrar.
  • Excursión de un día a Sete Cidades: kayak y bici en el cráter de un volcán.
  • Excursión de un día a Furnas: relajarse en termas milenarias.
  • Excursión de un día a Vila Franca do Campo: nadar y hacer esnórquel en un islote privilegiado.

 

6 Replies to “Qué hacer en Ponta Delgada, la capital presumida de Azores”

  1. Pues parece una ciudad bien atractiva y que merece una visita. Últimamente he ido leyendo acerca de las Azores y la verdad es que me está entrando el gusanillo!

    1. Sí, últimamente lo veo en todas partes. ¡Déjate guiar por ese gusanillo! jajaja

      ¡Un saludo!

  2. Mmmm qué bien suenan y qué ricos deben estar esos pasteles de nata con sabor a maracuyá. Sólo por por probarlos tendremos que ir a conocer las Azores.

    Saludos

    1. ¡Pues sí! Una alternativa al pastei de nata muy exótica =) ¡A mí es que me encanta todo lo que tenga maracuyá!

  3. Me encantan las ciudades que se pueden recorrer a pie, es la mejor forma de descubrir incluso ese discreto arte urbano del que nos hablas!!!

    1. Estoy muy de acuerdo, Kris. ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

Deja un comentario